[PDF] CURSO DE SOLDADURA PASO A PASO → ¡Gratis!


Notice: Undefined index: tie_hide_meta in /home/pviljihj/tiposdetecnologia.online/wp-content/themes/sahifa/framework/parts/meta-post.php on line 3

CURSO DE SOLDADURA

CURSO DE SOLDADURA PASO A PASO

INDIRECTA, DE ALEACIÓN O HETEROGENEA, SOLDADURA BLANDA.

SOLDADURA PASO A PASO: La soldadura blanda consiste en unir piezas por medio de una aleación metálica, fácilmente fundible (debajo punto de fusión) tal como el estaño, el plomo, etc.

Esta soldadura ofrece una resistencia generalmente inferior a la de los metales a los cuales se aplica, y no puede someterse en uniones que
deban emplearse a más de 200º C.

Está indicada especialmente para la unión de piezas que no estarán
sometidas a grandes cargas o fuerzas, uniones de hojalata, chapas galvanizadas, piezas de latón y bronce,

algunas veces en piezas de hierro y sobre todo en tubos de plomo y en conexiones de electricidad y electrónica.

Para efectuar este tipo de soldadura se necesita un soldador de cobre que puede ser calentado con una lámpara de soldar, o también se puede utilizar un soldador de calentamiento eléctrico.

El metal de aportación se emplea, generalmente en barra. Además es necesario emplear ciertos cuerpos como desoxidantes (que evitan la oxidación)

y fundamentes (que ayudan a fundir la escoria). Para hacer una
buena soldadura se han de limpiar con cuidado las partes que han de unirse.

INDIRECTA, DE ALEACIÓN O HETEROGENEA, SOLDADURA FUERTE.

La soldadura fuerte, llamada también amarilla consiste en unir piezas mediante la fusión de un metal que tiene un punto de fusión relativamente elevado, como los latones, el cobre o las aleaciones de plata.

La temperatura de fusión debe ser inferior a la de los metales a unir.

El metal de aportación se usa en forma de grano, de hilos o chapitas, según la forma de las piezas que se han de soldar, el desoxidante empleado es el llamado bórax u otros preparados comerciales.

Se recurre a este tipo de soldadura cuando hay que efectuar una unión sólida y resistente, sin fundir las piezas a enlazar.

Se puede efectuar sobre metales y aleaciones de elevado punto de fusión como son: el acero, la fundición y los bronces.

APLICACIONES

En esta soldadura se aplica también metal de aporte en estado líquido, pero este metal, por lo regular no ferroso, tiene su punto de fusión superior a los 430ºC y menor que la temperatura de fusión del metal base.

Por lo regular se requiere de fundentes especiales para remover los óxidos de las superficies a unir y aumentar la fluidez al metal de aporte.

Algunos de los metales de aporte son aleaciones de cobre, aluminio o plata.

A continuación se presentan algunos de los más utilizados para las soldaduras denominadas como fuertes:

Cobre. Su punto de fusión es de 1083ºC.

Bronces y latones con punto de fusión entre los 870 y 1100ºC.

Aleaciones de plata con temperaturas de fusión entre 630 y 845ºC.

Aleaciones de aluminio con temperatura de fusión entre 570 y 640ºC

La soldadura fuerte se puede clasificar por la forma en la que se aplica el metal de aporte.

METODOS

A continuación se describen algunos de estos métodos:

Inmersión.

El metal de aporte previamente fundido se introduce entre las dos piezas que se van a unir, cuando este se solidifica las piezas quedan unidas.

Horno.

El metal de aporte en estado sólido, se pone entre las piezas a unir, estas son calentadas en un horno de gas o eléctrico, para que con la temperatura se derrita al metal de aporte y se genere la unión al
enfriarse.

Soplete.

El calor se aplica con un soplete de manera local en las partes del metal a unir, el metal de aporte en forma de alambre se derrite en la junta. Los sopletes pueden funcionar con los siguientes comburentes:

aire inyectado a presión, aire de la atmósfera, oxígeno o aire almacenado a presión en un tanque.

Los combustibles pueden ser: alcohol, gasolina blanca, metano, propano-butano, hidrógeno o acetileno.

Electricidad.

La temperatura de las partes a unir y del metal de aporte se puede lograr por medio de resistencia a la corriente, por inducción o por arco, en los tres métodos el calentamiento se da por el paso de la corriente entre las piezas metálicas a unir.

AUTOGENA O DIRECTA, POR FUSION SIN PRESION, CON GAS O AL SOPLETE.

Este proceso incluye a todas las soldaduras que emplean un gas combustible para generar la energía que es necesaria para fundir el material de aporte.

Los combustibles más utilizados son el metano, acetileno y el hidrógeno, los que al combinarse con el oxígeno como comburente generan las soldaduras
autógena y oxhídrica.

La soldadura autógena se logra al combinar al acetileno y al oxígeno en un soplete.

Se conoce como autógena porque con la combinación del combustible y el comburente se tiene autonomía para ser manejada en diferentes medios.

El acetileno se produce al dejar caer terrones de carburo de calcio en
agua, en donde el precipitado es cal apagada y los gases acetileno.

Uno de los mayores problemas del acetileno es que no se puede almacenar a presión por lo que este gas se puede obtener

por medio de generadores de acetileno o bien en cilindros los que para soportar un poco la presión 1.7 MPa, se les agrega acetona.

CURSO DE SOLDADURA PASO A PASO

DESCARGA AQUI: CURSO DE SOLDADURA PASO A PASO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *